Rafa Beltrán entrevista

Rafa Beltrán es un bajista que ya acumula una importante trayectoria a sus espaldas como instrumentista y como docente. Se le puede ver habitualmente en redes sociales,  principalmente en su canal YouTube, que le sirve de plataforma para mostrar sus contenidos didácticos. All For Bass charló con él y esto nos contó…

¿Cuándo empezaste a tocar el bajo?
Empecé a tocar el bajo relativamente tarde, sobre los 16 años, aunque anteriormente también había tocado un par de años la guitarra flamenca, aunque a un nivel muy “amateur”.

Realmente el hecho de empezar a tocar el bajo fue muy curioso, ya que yo tenía un par de amigos en el instituto que tenían un grupo de rock, e iba a verlos ensayar muy asiduamente, me fascinaba la música en directo y me parecía todo como muy mágico, y lo típico…, les faltaba el bajista e intentaron convencerme varias veces, jaja (esto les costó un poco…, ya que mi idea era tocar la guitarra o la batería, pero no entraba en mis planes tocar el bajo, ya ves tú…, jajaja). Pero gracias a su interés y capacidad de persuasión lograron convencerme, siempre les estaré infinitamente agradecido, gracias Jesús Maestro y Marcos Sanchez.

Desde la primera nota que di ya fue mi pasión hasta el día de hoy.

¿Cuál fue tu primer bajo? ¿Todavía lo conservas?
Mi primer bajo fue un Ibanez Soundgear de gama baja, un bajo de 4 cuerdas pasivo en color negro y mástil de palorrosa que aún conservo y le tengo un cariño enorme.

Recuerdo que fuimos todo el grupo a Valencia expresamente a comprarlo (por aquel entonces vivía en Peñíscola), recuerdo que no tenía ni idea de cómo tocarlo, jajaja.

Actualmente está en casa de mis padres para cuando me acerco por ahí darle unos toques, me trae muy buenos recuerdos de aquella época, de cuando ensayábamos en una fábrica de helados y soñábamos con hacer grandes giras.

¿Tienes formación reglada o más bien eres autodidacta?
Pues un poco las dos cosas, aunque realmente autodidacta nunca se es del todo, ya que siempre se bebe de alguna fuente o te influencia alguna música o bajista. Empecé en mi pueblo (Peñíscola) con un profesor de guitarra que me daba clases de bajo (por entonces no existía internet y apenas había información, así que había que buscarse la vida como fuera, jajaja). Pero recuerdo que a todo lo que me daba para estudiar le daba mucha caña.

Más adelante ya me vine a Valencia y cursé mis estudios en el Taller de Música Jove de Valencia con Eduardo Oliva. También estudié con Jesús Gabaldón  (Seguridad Social, Armando Manzanero, etc.) y más adelante ya descubrí al que ha sido mi gran mentor, la persona que más me ha enseñado, y a la que le debo mucho de lo que sé hoy en día, Manuel García Peydró (autor del primer libro de bajo flamenco, más que recomendable).

 

¿Qué recuerdos tienes de tu primera gira?
Mi primera gira como tal fue con una orquesta llamada Camel allá por el 2001, me acuerdo perfectamente porque estábamos tocando el día del atentado de las Torres Gemelas de Nueva York (2001), ya va a hacer la friolera de casi 20 años.

Fue mi primera toma de contacto real con una gira programada y con bastantes conciertos, me sirvió bastante, ya que por aquel entonces yo era muy joven y me hizo curtirme en los escenarios y coger muchas tablas, aparte de tener que enfrentarme a un amplio repertorio y con estilos muy variados, que eso siempre es muy bueno, ya que te abre mucho la mente y te obliga a tocar músicas que normalmente nunca tocarías. También fue una de mis primeras remuneraciones como músico profesional.

¿Percibes diferencia entre los públicos de diferentes?

La verdad que por lo general tocar fuera siempre suele ser una experiencia muy gratificante, por lo general se cuida más al músico y hay como más respeto al arte en general, aunque es otro rollo, como más educados y una visión más de oyente y respeto hacia al músico, aunque realmente mi experiencia me dice que nunca hay un concierto igual, aunque repitas en el mismo sitio, siempre es diferente, aunque por ejemplo, aquí en España sí se nota el cambio de carácter dependiendo de la zona donde estés tocando, no es lo mismo tocar por el Sur que la gente es como más fiestera y ruidosa que tocar en Galicia que la gente, a lo mejor es menos efusiva, pero sin embargo te lo dan todo igualmente, y el trato suele ser impecable, pero ya te digo, va variando mucho.

También depende del tipo de artista al que estés acompañando, cuanto más conocida sea la persona normalmente las condiciones son mejores, y el público ya es un público mucho más entregado que va a ver a ese artista en concreto, con lo cual, por lo general es mucho más fácil que ya los tengas ganados de antemano, aunque no siempre es así, en este mundo nunca hay reglas ni puedes dar nada por sentado.

¿Qué nos puedes contar sobre tu equipo actual?

Mi marca favorita desde siempre ha sido EBS, he tenido de todo, desde el primer cabezal Fafner (que aún conservo y es de lo mejor que han fabricado, ¡tiene el mejor sonido para slap que he escuchado nunca!), hasta la gran mayoría de pedales y cajas, es una marca que me encanta, con un sonido de bajo siempre definido, ya sea de dedos, slap, tapping, o lo que quieras…, te permite tocar cualquier estilo con una gran definición y gusto, siempre suena bien, me encanta.

Ya llevo con ellos más de 20 años ¡y los que me quedan!, a parte tengo la gran suerte de contar con una gran amistad, y la profesionalidad del importador de EBS para España, Octavio Valero de HVC. Music Import.

Bajos:

Fender Jazz Bass del 77 de 4 cuerdas, Fender Marcus Miller (Japonés con circuitería Sadowsky) de 4 cuerdas, Fender Jazz Bass AM Elite de 5 cuerdas. Fender DR Heartfield de 5 cuerdas.

Musicman Stingray de 4 cuerdas, Musicman Stingray de 5 cuerdas.

David Rossi Signature Rafa Beltrán (bajo de luthier hecho a medida con mis especificaciones) de 4 cuerdas.

Lakland Skyline 55-02 Deluxe de 5 cuerdas

MTD Kingston fretless de 5 cuerdas.

Amplificación:

Cabezal EBS TD 650, 2 cajas de 800 Watts de EBS Proline Series de 4×10, cabezal Ampeg SVT 3 PRO y combo Fender Rumble

Pedales:

EBS (compresor, octavador, auto wah, distorsión valvedrive, chorus…).

Digitech Whammy, se trata de un pedal Whammy de guitarra que me gusta mucho, y realmente funciona muy bien con el bajo (parecido al que utiliza Tom Morello de Rage Against The Machine, Audioslave, etc), sin duda uno de mis pedales favoritos.

Behringer Flanger, Dunlop Cry Baby Wah Wah,  Boss DS 2 Distorsión, Darkglass Harmonic Booster, Electro Harmonix Holy Grail reverb, Ditto looper (loop de efectos), etc.

 

Rafa Beltrán

¿Tu tipo de bajo favorito, 4, 5 ó 6 cuerdas?
En cuanto a bajos, en directo suelo tocar más cómodo con bajos de 5, mi bajo favorito es mi Fender Heartfield de 5 del 89 , un bajo descatalogado que tiene cambiada toda la electrónica, y que me da todo lo que necesito, comodidad, sonidazo y me permite tocar cualquier técnica sin esfuerzo, yo pienso que un bajo, a parte del sonido, que es imprescindible también, te tiene que dar “rollo” a la hora de tocar, que no estés luchando con él, que te sientas cómodo tocándolo y te permita tocar sin esfuerzo todo lo que quieras hacer, que no te limite ni sea excesivamente pesado o incómodo, esto para mi es fundamental.

Por otra parte, para mi canal de YouTube: RafaSlapBass – Rafa Beltrán, suelo utilizar bajos de 4 cuerdas, ya que se trata de un canal de clases de bajo y siempre hay más gente que toca con bajos de 4 y se entiende todo mejor, mis favoritos para el canal son el Fender Jazz Bass del 77 que saca un sonido único y el Fender Marcus Miller con electrónica Sadowsky que para slap es inmejorable, aunque siempre voy variando, últimamente me gusta mucho mi Musicman Stingray de 4.

Para grabaciones suelo utilizar el Fender del 77, y últimamente también el Fender Jazz Bass AM Elite V que es un cañón, muy definido y con una gran pegada, para cosas más tranquilas también me gusta mucho el Lakland Skyline 55-02 Deluxe, que tiene un sonido muy redondito y medioso que queda muy bien para cosas más “flamenquitas o grooveras”.

¿Qué proyectos estás desarrollando en la actualidad?
Ahora mismo, debido al tema de la pandemia, el tema de conciertos está parado, pero por suerte puedo seguir grabando vídeos para mi canal de YouTube (RafaSlapBass – Rafa Beltrán) y vendiendo mis cursos de bajo online desde mi página web. 

También estoy aprovechando para componer material nuevo de temas propios que siempre tengo ahí aparcado y me gustaría sacar lo antes posible, ya que es mi cosecha y es mi esencia a la hora de tocar, con un rollo muy slap pero muy groovero a la vez, me gusta mucho como está quedando.

También sigo con mis clases presenciales en academias (Valencia), y online por Zoom (para todo el mundo), así que no me aburro, jajaja.

Por otra parte estoy inmerso en varios grupos que seguimos ensayando, y en cuanto se pueda volver a los conciertos pues miraremos de girar dentro de lo posible, ya que tocar en directo es lo que más me llena y donde más me siento realizado.

 

Rafa Beltrán con EBS

 

¿Cómo estás abordando todo el asunto de la pandemia?
Por suerte, como te comentaba, gracias a mi canal de YouTube he podido seguir grabando y haciendo cosas, a parte que económicamente también he podido generar ingresos con mis cursos online y las clases presenciales y online por Zoom.

La verdad que he sido de los pocos afortunados dentro de mi sector porque he podido seguir trabajando, y doy las gracias por ello, porque sé que hay mucha gente que se lo está pasando muy mal. Esperemos que la cosa se solucione pronto y se pueda volver a tocar con normalidad, ya que ahora mismo el sector está muy abandonado y realmente necesita ayuda, se está dejando totalmente de lado todo el tema de la cultura en todos los ámbitos y sectores, y es una verdadera catástrofe.

¡Esperemos que todo mejore pronto y podamos volver a salir a la carretera a dar espectáculo!

– Una Ciudad. Valencia
– Un libro. La Hipótesis de la felicidad (muy recomendable si quieres saber cómo funcionamos las personas a nivel       psicológico en muchos ámbitos y sociedades, toda una revelación).
– Una película: Cinema Paradiso
– Una comida. Patatas con pescado, pulpo y all i oli (Típico plato marinero de mi pueblo, Peñíscola), pero tiene que ser el de mi madre, que quede claro…, jajaja.
– Una bebida. Cerveza.
– Un bajo: Mi Fender Heartfield DR del 89 (modificado)
– Un concierto. Son tantos…pero me quedaría con uno que vi a Sting en Benidorm, clase, arte y musicalidad por todos lados, un grande de todos los tiempos, un genio absoluto.
– Un Músico Larry Graham, todo lo que toca tiene groove, al igual que el gran Marcus Miller.
– Un álbum. Blood Sugar Sex Magic de Red Hot Chiili Peppers.
– Un héroe. Lo siento, no puedo nombrar sólo a uno, mis padres.

¡Abrazos grooveros a todos y mucho power siempre!

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *